El éxito del “alcalde nocturno” de Ámsterdam

El nuevo cargo europeo cambió radicalmente la vida nocturna en la capital holandesa, famosa por su Barrio Rojo, sus cafés de marihuana y por brindar entretenimiento a millones de turistas durante todo el año. El éxito fue inmediato y ya quieren imitarlo en Londres, Barcelona, París, Berlín, Zurich e incluso Santiago de Chile…

¿Quién controla la vida nocturna en aquellas ciudades o barrios que son el corazón de la noche y que reciben a diario a miles de turistas?, ¿Quién se hace cargo de los ruidos molestos, de mantener la tranquilidad, de controlar el comercio ambulante, de vigilar la seguridad de los vecinos y de los turistas?

2016-03-01-7183ZKD9113
Foto Felipe Muhr

El rol de la seguridad ciudadana nocturna normalmente ha recaído en la guardia urbana o en guardia municipal, incluso personal privado de los propios locales, quienes realizan turnos para velar por el orden público y para detener cualquier riña o problema que se presente. Pero nunca ha sido suficiente.

En Ámsterdam, capital holandesa famosa por su agitada vida nocturna, al parecer encontraron una solución. Se trata de la implementación de un nuevo cargo público, al que llaman “alcalde de la noche”, quien trabaja como nexo entre los comerciantes nocturnos, los residentes y la municipalidad. Funciona hace casi dos años y ya se está replicando en las principales ciudades europeas.

El señor de la noche

Mirik Milan, holandés de 35 años, quien desde el 2014 lleva el cargo de “alcalde de la noche”, a través del que administra y mantiene la tranquilidad en la famosa ciudad del Barrio Rojo. Tiene amplia experiencia en la escena nocturna de Ámsterdam, trabajó como promotor de fiestas durante muchos años y ahora encabeza una compañía de eventos en la ciudad.

El cargo, si bien es público, tiene completa independencia de la municipalidad y es electo cada dos años a través de una combinación de votos del público y un jurado de cinco expertos. Mirik Milan está en su segundo mandato y para escogerlo montaron una megafiesta en la que un jurado de personalidades de la noche lo invistió en una votación en la que también participaban el público de la sala y los votos recibidos a través de internet. Ahora ha convertido la institución del ‘Night Mayor’ en una organización no gubernamental que recibe el 50 por ciento de sus fondos del Ayuntamiento y el otro 50% corre por parte de los administradores de los clubes, bares y locales nocturnos de la ciudad.

El rol del nuevo alcalde es fundamental para mejorar los resultados de la economía, ya que en este tipo de ciudades, la vida nocturna es la fuente principal de ingresos. El alcalde vela entonces por la planificación y el buen funcionamiento nocturno de forma permanente del barrio, manteniendo una relación fluida y directa con los distintos actores involucrados (locales, vecinos, municipalidad y clientes).

El éxito fue inmediato y es por eso que otras ciudades han optado por aplicarlo también como Londres, Barcelona, Madrid, Berlín, Zurich, París, entre otras. Es más, en junio próximo Ámsterdam realizará la primera cumbre de “alcaldes de la noche”, evento que estará abierto para cualquier ciudad que esté interesada en adoptar una figura similar y en donde se defenderá la vida nocturna como motor de la economía.

Las medidas más aplaudidas del alcalde nocturno

Una de las medidas favoritas que ha llevado a cabo Mirik Milan, es otorgar licencias de 24 horas a los locales ubicados en las zonas más pobladas. Y lo aplauden tanto los dueños de locales, quienes ven sus ventas internas aumentadas de forma considerable; los turistas y clientes, quienes pueden continuar con el carrete hasta la hora que quieran; y también los vecinos, quienes nunca más se quejaron por ruidos molestos en la madrugada.

¿Cómo es esto posible ? Claro, al no haber horario de cierre en los locales, no se provoca la salida masiva de personas a la calle a una hora exacta, sino que cada uno de los clientes opta por su propia hora de regreso a casa, lo que logró finalizar con los ruidos molestos de las madrugadas. “Es bueno para los vecinos porque las personas no se van todas al mismo tiempo. Si 1.000 personas salen a la calle a las cuatro y cinco de la mañana causarás mucho ruido. Ahora las personas pueden irse desde las tres de la mañana a las ocho de la mañana”.

Otra iniciativa que Mirik Milan quiere implantar es crear una zona de trabajo que funcione las 24 horas del día y que sirva de librería para estudiantes y también un espacio para comer en el que se dispongan restaurantes para que las personas puedan optar por comida sana y no sólo ‘comida basura’.

Por otra parte implementó el rol de “anfitriones nocturnos”, que consiste en un grupo de jóvenes que asisten a los clientes y monitorean el área para controlar situaciones tales como riñas, ruidos y basura.

image
Mirik Milan “alcalde de noche” 

Barcelona se podría sumar

Esta sorprendente idea se gestó en la pasada edición del Primavera Sound en Barcelona, el pasado año. Allí, los promotores del festival organizaron una mesa redonda sobre ciudades ejemplares por su política musical auspiciada por el Ayuntamiento de la ciudad.

Pero el modelo de Alcalde de la Noche parece que no ha acabado de seducir a los gestores de las grandes ciudades españolas. Carles Sala, uno de los directores del Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB) y moderador del evento del Primavera Sound, reconoce que la ciudad tiene un problema grave con la cultura nocturna, donde “la música se trata a veces como si fuera un ruido”.

Según Sala, el camino pasa por “adaptar las ordenanzas municipales, que en muchos casos son más restrictivas que las leyes” y “crear una mesa de concertación que mezcle a las asociaciones de salas de música en vivo, a los distritos, a Cultura y a la Federación de Asociaciones de Vecinos”.“Si no es un Alcalde de la Noche, sí que podría surgir alguna persona que concentre todas las opiniones de esta mesa sectorial que pueda tener una visión global para defender los intereses de seguridad, urbanísticos, culturales y de los ciudadanos”.

1968sereno

Rescatando  al «sereno»

El día 28 de noviembre del año 1844 se creó oficialmente en toda España el Cuerpo de Vigilantes Nocturnos. Los miembros que lo integraban eran conocidos popularmente como «serenos» porque durante la noche gritaban desde la calle, para informar al ciudadano de la hora que era y del estado meteorológico e incluso iban provistos de llaves para abrir las porterías de las viviendas. Con la aparición de los porteros automáticos y de los despertadores, la profesión se fue extinguiendo.

El Cuerpo de Vigilantes Nocturnos fue creado en España por Joaquín Manuel Fos, y lo fundó siguiendo el ejemplo de la ciudad de Valencia que diez años antes, en el año 1834, había creado un organismo de idénticas características policiales que había sido copiado íntegramente de la ciudad de Murcia, que venía desarrollando este servicio con mucha eficacia desde el día 1 de octubre de 1785.

Parece que a través del alcalde nocturno y desde otros ambientes o necesidades sociales, sea posible rescatar una profesión olvidada 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s