Las preguntas ‘trampa’ en una entrevista de trabajo

En una sociedad cada vez más competitiva, la misión de buscar y encontrar trabajo puede ser uno de los grandes retos que han de afrontar tanto los desempleados como aquellas personas que quieran optar a un ascenso. Eso significa, entre otras cosas, que los procesos de selección han de afinar sus métodos para identificar esas características que, si bien podrían permanecer ocultas durante un tiempo, serían un motivo para descartar a alguien.

no-lo-estas-haciendo-muy-bien-y-cuidado-que-llega-la-pregunta-trampa-istock

Expertos en sonsacar de cuatro datos, gestos y aptitudes un perfil claro de quien se les sienta en frente, hace tiempo que los responsables de Recursos Humanos de las empresa están desarrollando nuevas técnicas para desconcertar al entrevistado.Estos maestros de la manipulación mental tienen habilidades innatas para sonsacarnos datos personales y profesionales sin que nos demos cuenta. Y dar determinadas respuestas pueden condenarnos al más absoluto de los fracasos.

El objetivo que hay detrás del uso de estas preguntas es explorar los posibles motivos por los que una candidatura puede no ser interesante aunque formalmente el currículum vitae sea adecuado para el puesto vacante. En otras palabras, se intenta que sea el propio candidato o candidata quien, de manera indirecta y sin darse cuenta, dé motivos por los que no encaja con lo que se está buscando, en vez de preguntarle directamente por estas cuestiones. La astucia y la prudencia comedidas deben ser nuestras aliadas. El espacio entre el éxito y el fracaso es demasiado corto.

No es posible en un post hacernos todas las posibles preguntas, ni tener memorizadas las respuestas ante el entrevistador. Se trata de saber vendernos. Mantener una línea sin altibajos en nuestras respuestas, dar imagen de seguridad, confianza y porque no, con cierto toque de buen humor.

no-mejor-no-destaques-tanto-corbis

¿Puedes hablarme de ti?

Este tipo de preguntas pueden ayudar a los responsables de las contrataciones a generar cierto caos rompiendo con la idea de una entrevista tradicional y llegando a lo más profundo de tu mente. No les basta con ver tu currículum y conocer tus habilidades, esperan que hayas hecho los deberes y sepas relatar de manera concisa, directa y sincera quién eres, qué has hecho y a qué aspiras. Tina Nicolai, ‘coach’ especializada especializada en la búsqueda de empleo, recomienda prepararnos dos o tres frases sencillas que transmitan de una forma cálida pero profesional nuestro logros, metas y objetivos en el mundo laboral. Por favor, aunque los menciones de soslayo, no saques las fotos de tus hijos.

¿Qué es lo que te gusta y lo que no de tu actual empleo?

Esta pregunta es una de las más realizadas. Lo que quiere saber el entrevistador realmente es ¿por qué quieres cambiar de trabajo?. Si no estabas contento con la situación laboral que tenías, lo mejor es que no digas nada negativo de tu jefe ni de tu anterior equipo, pues generas desconfianza. Una opción sería simplemente decir que quieres seguir creciendo profesionalmente y encontrar nuevos retos.

¿Por qué quiere trabajar aquí?

Saben que es probable que estés allí porque se trata de un puesto mejor que el que tienes o porque, directamente, actualmente no tienes trabajo. Aún así, quieren ver que te has tomado el tiempo suficiente para investigar sobre la compañía y entiendes cuál es su papel en el sector, su misión y objetivos. No les recites el ‘quiénes somos’ de su página web ni te pases de listo con datos como el año en el que fueron premiados con un galardón. Simplemente, demuestra que sabes dónde estás y lo que podrías aportar a su modelo de negocio.

¿Por qué quieres dejar tu trabajo actual?

Pregunta trampa donde las haya, jamás se debe ser completamente sincero. No les interesa si tu jefe es tal o cual –cuidado porque siempre cabe la posibilidad de que se conozcan o tengan alguna persona en común– ni que el trabajo que haces es aburrido. Como si fueses guionista de un anuncio de compresas, transforma la realidad de un mal sueldo, poco compañerismo y empresa en decadencia que te rodea por un ‘creo que en esta empresa podría aportar más ya que hay algunas capacidades de mi perfil que en este puesto serían realmente útiles y hasta el momento no están explotadas al 100%’. Rehuye el ‘no’ y los comentarios negativos, piensa que ellos también pueden terminar pidiendo referencias.

¿Has pensado en hacerte empresario?

Ninguna empresa quiere sentir que va a perder tiempo y dinero en formarte y entrenarte si después piensas desaparecer. Si por algún casual te has planteado realmente montártelo por tu cuenta, no desveles ese deseo y dales a entender que no te atrae la idea porque quieres formar parte de un negocio consolidado y aportar todo lo posible para que este siga creciendo por el buen camino.

¿Cómo reaccionas ante situaciones de estrés?

Es obvio que nadie va a contestar negativamente a esta pregunta. Pero muchas veces te puede coger por sorpresa y hacerte dudar. Estas dudas son suficientes para descartarte. “Analizar la situación e intentar solucionarla de la mejor manera posible” será la respuesta que ellos esperarán de ti. Explica que el estrés no supone ningún problema y que éste forma parte de cualquier trabajo, se trata de aprender a vivir con él, como si se tratara de un colega.

¿Estás en algún otro proceso de selección?

El entrevistador pregunta si hay más empresas que quieren contratarte. Quiere saber qué tan solicitado estás en el mercado. Te conviene tener más entrevistas con otras empresas para aumentar tu valor como profesional. Así, estarán más interesados en acelerar el proceso de selección. No comentar los lugares, pues la confidencialidad es algo que hoy en día se valora muchísimo.

¿Podrías liderar equipos?

Las empresas buscan a personas competentes, con ganas de avanzar y desarrollarse. La gente con mentalidad y actitud para ser un buen líder es la que tendrá más éxito. No pienses que te van a contratar para mantenerte como un trabajador pasivo que no aporte nada a la empresa. Recordar también que a los entrevistadores no les gusta el individualismo del empleado, hoy en día se lleva eso de trabajar en equipo.

Imágenes: Istock // Fuentes: PsicologíayMente-ElConfidencial

Anuncios

2 thoughts on “Las preguntas ‘trampa’ en una entrevista de trabajo

  1. jorgegh1962

    Como de costumbre, gracias por compartir tus conocimientos. Ya que lo mencionas, en un mundo tan competitivo, siempre es de agradecer que exista gente como tú. Por otra parte, creo que los departamentos de RRHH están en manos de los trabajadores más incompetentes de las compañías. En una época en la que se habla tanto del ser positivo, de la autoestima, de la proactividad, ¿qué sentido tiene ponerte trampas para descubrir tus defectos y no ahondar en tus virtudes y en lo que puedes aportar?
    El sentido que tiene, según mi criterio, es dar un puesto de trabajo a personas que publican anuncios del tipo “se necesita comercial para empresa INMOVILIARIA” o “se necesitan profesores de inglés nativos, NO NECESARIOS ESTUDIOS”.
    Ay, Señor. Llévame pronto.

    Me gusta

    • Red Espress

      Gracias Jorge por tu aportación. Es una vergüenza que jueguen con las personas poniendo la trabanqueta. El problema está en que hay demasiados candidatos/número que ya no somos personas. La sociedad empeora.. Salud amigo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s