Koov, el nuevo juguete de Sony que enseña a los niños a programar

Cada vez se lanzan más sistemas para que los niños aprendan a programar desde una temprana edad. Sony se ha sumado a esta causa con su nuevo juguete Koov…

nino-aprender-orenador-810x540

Con los nuevos avances tecnológicos, y los que quedan por llegar, los niños han de adoptar una nueva habilidad: saber programar. Y, ¿cual es la mejor manera de que aprendan?

Parece ser que no se pretende inculcarles los conocimientos de una manera tradicional, con mucha teoría en el aula. Se trata de una enseñanza más dinámica, ya que los niños aprenderán a programar jugando.

Son muchos los juguetes que se han desarrollado con este fin, y Sony Global Education ha traído uno más al mercado. La compañía ha desarrollado Koov, con el objetivo de introducir conceptos básicos de programación y construcción de robots.

Se trata de bloques similares al lego, que podrán usar para montar estructuras y modelos, tal y como jugábamos las generaciones anteriores. Pero la diversión no se acaba aquí. Las construcciones luego podrán conectarse de manera inalámbrica al ordenador, y los niños podrán usar sus conocimientos de programación para darles iluminación y movimiento.

Koov incluye los bloques, los dispositivos electrónicos como cables y motores, y además se incluirán también diferentes plataformas de aprendizaje. Las aplicaciones llamadas Robot Recipe y Learning Course ayudarán a los jóvenes a construir y programar sus creaciones.

Sony pretende formar a las nuevas generaciones desde una temprana edad, fomentando a su vez la creatividad e inquietudes en los más pequeños. El dispositivo ya esta disponible en Japón, pero llegará al mercado europeo muy pronto.

A pesar de que la creación de la compañía se llevó el Good Design Award en 2015, no es pionero en la materia. Hasbro ha desarrollado juguetes que pueden controlarse a través de apps. Los niños podrán controlar el comportamiento o personalidad de su cachorro electrónico, y hacer que su princesa Disney baile a su merced.

Hasta los más pequeños se pueden subir al barco, con un juguete de Fisher-Price compuesto de ocho módulos que los niños deberán juntar para formar un gusano. La particularidad está en que, según los encajen, la creación se moverá de una manera u otra.

Además parece que no sólo se han sumado a esta tendencia las empresas, ya que países como Estados Unidos o Alemania están aunando esfuerzos para enseñar a los refugiados más jóvenes a programar.

Con la facilidad que aprenden los niños, y los dispositivos que tienen a su alcance, no será sorprendente cuando los más pequeños comiencen a impartir clases de programación a sus superiores.

Vía | C|net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s