Médico de bolsillo: las consultas sobre salud a través de apps se imponen

La revolución médica llega de la mano de internet. La oferta de apps que transforman la atención sanitaria es cada vez mayor, como son más también los ciudadanos que consultan al doctor Google las cuestiones de salud. En España, la mitad de la población recurre a la red para obtener información relacionada con sus dolencias o dudas…

smartphone-1894723_640

En España el 49% de la población confiesa que busca información sobre esta temática en internet. El 71% de los luxemburgueses son quienes más recurren a internet para consultas médicas, según los datos de Eurostat. Están por delante el 65% de daneses y fineses, alemanes y holandeses son el 63% quienes lideraban las estadísticas en 2006. Los países nórdicos confían más en la red para cuestiones de salud. En los últimos puestos se sitúan los irlandeses, los italianos, los rumanos y los búlgaros, todos ellos con porcentajes que oscilan entre el 24% y el 36%. La media comunitaria se sitúa en torno al 48%, un punto por debajo de España.

Las app’s que transforman la atención médica

Aplicaciones médicas ideadas por profesionales del sector sanitario y gestadas a raíz de identificar sus propias necesidades. Surgen como una necesidad que emerge en el mercado derivado de la cronificación de enfermedades, del envejecimiento de la población y del propio replanteamiento de los sistemas de salud que empiezan a no ser sostenibles. La idea parte de intentar dotar de nuevas herramientas al paciente que a día de hoy no existen.

Las nuevas tecnologías se encaminan a mejorar la seguridad del paciente con herramientas para médicos y la eficiencia en la gestión de los recursos de los hospitales. Los médicos ya detectan que en su día a día les hacen falta estas soluciones para mejorar diagnósticos u ofrecer mejores tratamientos al paciente. Es el caso de la  catalana Z-check que puede contener cuestionarios de seguridad quirúrgica, consentimientos informados y otras herramientas que facilitan la gestión de lo relativo al paciente. La información recogida se almacena en la nube.

El ‘no te automediques’ deja paso al ‘recibe tu diagnóstico a través de una app’. El médico en tu bolsillo. O en tu móvil. Diversas aplicaciones están en proceso de convertir el smartphone en una clínica remota para todo tipo de pruebas y dolencias: corazón, vista, virus y chequeos son solo algunas de sus utilidades.

La app Babylon, por ejemplo, es un programa de inteligencia artificial que permitirá a más de 1,2 millones de personas recibir diagnósticos en Londres. Es un servicio de salud virtual en tu mano. Permite el contacto entre el paciente y el doctor por video-chat, así como el envío de la evaluación a cualquier lugar.

SpiroSmart, otra innovación, utiliza el micrófono del móvil como sensor para monitorizar las enfermedades del sistema respiratorio. PoopMD, por su parte, identifica la atresia biliar –obstrucción de los conductos que trasportan la bilis al hígado– por el color de las heces.

Las apps médicas, en ocasiones, necesitan un instrumento añadido para realizar las exploraciones. Así, Kardia Mobile requiere un sensor externo para controlar las dolencias cardiacas. O iExaminer incorpora en el iPhone un oftalmoscopio manual para captar imágenes de alta resolución de la parte posterior del ojo.

Lumify escanea todo tipo de tejidos con el acople de un aparato de ultrasonido. Manda las imágenes al centro sanitario. Incluso CliniCloud incorpora un estetoscopio y un termómetro digitales que mandan los resultados al médico a través de una app.

Más aparatoso es Biomeme System, que convierte tu iPhone en un laboratorio de ADN a través de la app y una carcasa robusta. En su caso, detecta los virus a partir de una pequeña muestra de sangre. Podría escanear a un paciente en menos de dos horas. Un invento muy necesario ante epidemias.

stethoscope-66885_640

Asistencia inteligente

Entre 2007 y 2012, los teléfonos inteligentes transformaron muchos ámbitos, y uno de ellos es el de la medicina. Desde los primeros años del siglo el BlackBerry fue el dispositivo preferido de los médicos en muchos países, aunque con la llegada del iPhone en 2007 ese mercado se sacudió, posicionó a nuevos jugadores y dio lugar a la aparición de aplicaciones móviles más avanzadas que las existentes, que a su vez impulsaron a muchos médicos a dar sus primeros pasos con estos dispositivos.

Pero fue en 2010 cuando se inició la explosión de ‘apps’ médicas móviles. Se estima que en la actualidad hay más de 17.000 aplicaciones móviles, según un estudio de Mobi Health News, de las cuales unas 11.000 están en la App Store (un reporte de la misma empresa señaló que había 9.000 en esa tienda). Android, BlackBerry y Symbian son las otras plataformas en las que están surgiendo más títulos.

Con esta cifra coincide la FDA, máxima autoridad en medicamentos y alimentos de Estados Unidos, que además estima que hacia el 2020 habrá más de 500 millones de usuarios de smartphones que usarán este tipo de ‘apps’.

Fuentes: CrónicaGlobalElMundo // Imágenes: Pixabay

Anuncios

2 thoughts on “Médico de bolsillo: las consultas sobre salud a través de apps se imponen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s