Facebook contratará 3000 personas más para vigilar y eliminar el contenido violento de la red

Las motivaciones para tener cuenta en las redes sociales virtuales (Twitter o Facebook) son múltiples: ser visibles ante los demás, reafirmar la identidad ante el grupo, estar conectados a los amigos. El anonimato produce terror, del mismo modo que asusta la soledad. En las redes sociales se vuelcan las emociones, con la protección que ofrece la pantalla y se comparte el tiempo libre por medio de la localización de personas, del chat, del envío de mensajes o del intercambio de fotos y vídeos. Hay personas que pueden incluso creerse populares porque tienen listas de amigos en las redes sociales…

base_image

Mark Zuckerberg anunciaba a través de su perfil de Facebook, que la red social contará con 3000 trabajadores más el próximo año, cuya misión será vigilar el contenido de vídeos y publicaciones que se salten las normas de Facebook para eliminarlos inmediatamente.

Tras las últimas retransmisiones en vivo de suicidios y asesinatos, Zuckerberg afirma que necesita tener el personal humano suficiente para poder hacer frente y responder rápidamente a cualquier contenido violento o criminal y conseguir así una comunidad más segura.

El propietario de Facebook ha asumido que no son suficientes los robots para filtrar los contenidos, sino que se necesita la capacidad de raciocinio humana para detectar contenidos opuestos a sus políticas como son los relacionados con la violencia, incitación al odio y la explotación infantil. Además de eliminar las publicaciones, si detectan que alguien va a hacer daño a otro o a sí mismo avisarán a las autoridades para intentar ayudarles.

Facebook no sólo va a añadir 3000 personas más a las 4500 que ya trabajan como revisores de contenido, también “estamos construyendo mejores herramientas para mantener nuestra comunidad segura” declaraba Zuckerberg.

Según el CEO, la semana pasada pudieron alertar a las autoridades de que un usuario estaba considerando suicidarse en directo, “de inmediato se acercó la policía y evitó que se hiciera daño” añade.

Estas medidas de control de contenidos se suman a las tomadas hace unos meses en las que Zuckerberg afirmaba que estaban trabajando para detectar y frenar las informaciones falsas que se difunden por la red y que pueden afectar a muchas personas.

Las redes sociales están sirviendo como plataforma para el desarrollo de diversos fenómenos truculentos, uno de los que está ahora en boca de todos es el juego de ballena azul, en el que adolescentes se autolesionan de distintas maneras siguiendo las directrices de lo que llaman un curador (persona en la red social que le dicta los retos) hasta la última prueba que consiste en quitarse la vida.

Tanto la difusión de suicidios como de asesinatos, abusos de personas o juegos donde se premia las lesiones físicas construyen la evidencia de que debe existir un cierto control sobre los contenidos que se publican en las redes sociales, sin embargo esto nos lleva al dilema sobre si se puede o debe dejar en manos de los administradores de estos social media el criterio para decidir dónde está la línea entre un contenido obviamente censurable y otro que no lo es, ya que puede convertirse en la justificación perfecta para censurar publicaciones bajo otros intereses, tambaleándose así los cimientos de Internet, la libertad de expresión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s